Damas bordadoras

Antes de 1949, las ricas provincias costeras de China tenían una enorme industria de bordados que atendía a templos y objetos religiosos para casas particulares, pero también al teatro y al teatro de marionetas. Se crearon hermosos trajes para títeres y el sur de Fujian tenía una gran industria del bordado. Los trajes y la tela bordada se exportaban a Taiwán y a todo el sudeste asiático. Las que cosían y bordaban los vestidos eran en su mayoría mujeres, mientras que la talla de títeres era realizada por hombres. Cuando China se convirtió en la República Popular de China en 1949, en Taiwán se desarrolló una industria local e innovadora de fabricación de títeres. Al día de hoy, en Fujian y Taiwán, la industria del bordado ha sido reemplazada casi por completo por trajes hechos a máquina y solo quedan unas pocas bordadoras que trabajan manualmente. Estas artesanas restantes hacen hermosos trajes para coleccionistas y compañías de teatro de marionetas que aún pueden pagar esta artesanía de calidad.

Traje de ópera taiwanés de comienzos del siglo XX

Diferentes pasos para hacer sombreros de marionetas del maestro Chen Xihuang y trajes tradicionales de títeres de guante.

Huang A-zhao explicando la fabricación del vestuario de marionetas para la compañía Xiao Xiyuan en Taipéi.

Chen Meiying de Quanzhou, una de las pocas bordadoras a mano que quedan.

Túnicas Daoístas para un personaje con poderes mágicos (primera mitad del siglo XX)

Vestido de mujer joven (primera mitad del siglo XX).